domingo, 1 de febrero de 2009

Información sobre el LIC Barbadun

Las marismas del Barbadun son un ecosistema que, aunque actualmente está alterado y degradado, debemos conservar y mejorar por diferentes motivos.
La marisma es el lugar donde se unen el ecosistema marino y el terrestre. Esto hace que sea uno de los ecosistemas más ricos y productivos que existen. Las marismas se generan por el contacto continuo y lento entre las aguas salinas y dulces en las llanuras sedimentarias del curso medio de las rías. Al encontrarse la marea con el río, los materiales y nutrientes en suspensión que transportan ambos, se depositan y sedimentan en las áreas intermareales formando el limo, un sustrato fino y fangoso. Tienen una gran importancia porque en las marismas un reducido grupo de plantas han desarrollado ciertas adaptaciones evolutivas que les permite enfrentarse con éxito a la salinidad, la inundación periódica, la movilidad del sustrato y la falta de oxígeno en el suelo, lo que origina la existencia en las marismas de plantas escasas que no se dan en otros ecosistemas. Además la vegetación marismeña, por ejemplo los carrizales, tiene especial relevancia por la función de refugio y de área de cría para diversas especies de aves, algunas en peligro. Además proporciona cobijo a muchas aves tanto en pasos migratorios como en invernada.
El ciclo de la vida de las marismas comienza en el limo o fango marismeño. En él se desarrollan gran diversidad de invertebrados propios de este hábitat: gusanas, moluscos y crustáceos. Se alimentan filtrando a través de su cuerpo el limo en busca de nutrientes. Los moluscos tienen una gran importancia ecológica, ya que se encargan de disminuir la alta carga de materia orgánica que transporta la ría, filtrando por sus balvas los nutrientes. Otro grupo de invertebrados son los crustáceos, como el cangrejo común y las pulgas de mar. Estas últimas son importantes descomponedoras de algas y otros restos orgánicos en la línea de varado. La disminución de las poblaciones de invertebrados se debe a varios factores, pero principalmente a la contaminación de las aguas y al marisqueo incontrolado y abusivo.
La marisma se comporta como una gigantesca depuradora natural, que convierte los “residuos” orgánicos en nutrientes mediante un complejo ciclo biológico del que participan gran cantidad de seres vivos. Esta altísima producción de nutrientes sobrepasa el ámbito del estuario, fertilizando las áreas costeras en cada marea, lo que implica una gran riqueza pesquera litoral.
Las aves acuáticas atraen a la marisma a multitud de visitantes amantes de las aves y de la naturaleza. Las aves son bioindicadores que nos dan información acerca del nivel de conservación de un ecosistema. Actualmente las marismas del Barbadun a pesar de la gran presión a que están sometidas, sirve de refugio para unas cuantas especies de aves. Muchas de las aves que observamos en cualquier marisma cantábrica son migratorias, por lo que solamente podemos observarlas durante ciertas épocas del año. Sus movimientos migratorios se producen en dos sentidos diferentes.
Durante el otoño se da la migración post-nupcial, es decir, después de la cría. Esta migración tiene como objeto la búsqueda de áreas templadas donde pasar el invierno. Por ello, recorren todas las zonas húmedas costeras en dirección Norte-Sur, desde el norte de Europa o incluso desde el Ártico descansando en marismas y humedales europeos donde se alimentan, con el fin de seguir su viaje. Esta migración, (agosto-octubre), es la más notoria, dado que los grupos vienen formados por jóvenes y adultos. Muchos de ellos tienen sus cuarteles de invernada en África. Pero también otros muchos eligen la península y nuestra costa como lugar de invernada (noviembre-abril). En nuestras marismas y humedales podemos encontrar un gran número de aves y además de muchas especies distintas, porque a todas las que pasan el invierno con nosotros hay que añadir las que son huéspedes temporales durante la migración. Llegada la primavera, las aves migratorias inician su viaje de vuelta a sus áreas de cría situadas en el norte y centro de Europa (marzo-abril).

2 comentarios:

Ramontxu Montenegro dijo...

¿Y creéis que la marisma de Areño con el PTS de Zonas Húmedas y de Ordenación del Litoral, se va a conservar esa zona? Esa zona que antes era de caños y limo, actualmente se está desertizando porque con marejadas entra el agua libremente a ella (ahí está la política errónea del G.V.) de dejar todo libre como marisma, pero como la arena se deposita en los momentos de plenitud de las pleamares, la arena se decanta y se deposita. La arena es el peor ecosistema que existe y por eso se ha anegado uno de los pozos que había. Si nos remitimos a los estudios de Azti de los estuarios, veremos cuanto tipo de fauna y flora hay en cada ecosistema. De traca!

Ramontxu Montenegro dijo...

Y la marisma de Areño, se está desertizando con la invasión de arena por la desviación de corrientes, fruto de la construcción del Superpuerto, pero con eso no se mete nadie pues priman los intereses. Que no me digan nada porque conozco esa zona al milímetro y se la riqueza que había antes de el crimen ecológico que se hizo con Petronor y el Superpuerto.